Asamblea de Dios Autónoma de Santiago

CON PARTICIPANTES DE ARGENTINA Y DE 4 REGIONES DEL PAÍS SE REALIZÓ EL CAMPAMENTO UNIFICADO DE ADOLESCENTES Y JÓVENES

Por Hermógenes Carril Torres

Bajo el lema "Viviendo como discípulo", 217 adolescentes y jóvenes provenientes de 13 congregaciones nacionales y dos de Argentina, participaron del Campamento Unificado que se realizó entre los domingos 20 y 27 de enero, en la parcela "El Boldo", en Pichidegua.

La organización de este Campamento fue responsabilidad de los pastores Felipe Melo, Héctor Cortés, Joel Naranjo, Miguel Hernández y Leonardo Melo, quienes fueron designados por el presbiterio capitalino. Ellos, en conjunto con los líderes de jóvenes de las congregaciones de Santiago, asumieron las diversas responsabilidades que un evento como éste requiere. Sobre este aspecto, el hermano Leonardo Melo puntualizó que "fue muy gratificante ver cómo los distintos comités trabajaban en pro de realizar un trabajo de excelencia para el Señor".

Añadió que se llamó Campamento Unificado, "porque fue dirigido a los adolescentes y jóvenes de todas las congregaciones de la iglesia en Santiago. La última experiencia similar fue en 2015, ocasión en la que se celebró el Campamento Unificado 'Vivo en ti'. Además, esta actividad fue planificada en forma unificada, considerando el contexto de los 80 años que la iglesia en Santiago está cumpliendo este año 2019".

De acuerdo a las cifras entregadas, las mayores delegaciones fueron las del Templo Central con 83 participantes; Padre Hurtado, 24; Cerro Navia, 18; San Juan, Argentina, 15; Peñalolén 14; San Carlos, 11; y Julio Dávila con 10. Pero también hubo representantes de Carelmapu (Región de los Lagos) 8; Las Condes, 8; La Victoria, 8; El Bosque, 6; Pichidegua, 5; San Luis, Argentina, 3; San Antonio, 3; y San Ramón, 1.

Sobre la participación de jóvenes argentinos, el pastor Leonardo Melo dijo que "fue por una invitación acordada previamente por el presbiterio. El deseo era poder hacer extensiva a algunas iglesias de esta actividad, en el contexto de nuestro aniversario".

Acerca de los temas tratados y quiénes los entregaron, manifestó que "los temas abordados tuvieron relación con el 'Carácter de un discípulo', que fue impartido por el pastor de San Carlos, Alberto Alvarado, y 'La obra de un discípulo', desarrollado por el pastor presidente de Santiago, Paul Gustafsson".

-¿Cuáles fueron las actividades efectuadas por los participantes?
-Las actividades fueron intensas durante las mañanas, ya que los temas se aprovecharon al máximo. Posteriormente, se realizaron plenarias o talleres, donde se respondieron preguntas relacionadas con los temas. Fue un tiempo de mucha edificación en torno a la Palabra del Señor. Después de almuerzo se efectuaron talleres opcionales. Uno de ellos fue "Sonido y amplificación", a cargo de Jorge Riquelme, y el otro fue un "Taller coral", a cargo del pastor Samuel García. Este último taller hizo una hermosa presentación la última noche del Campamento. Las tardes se caracterizaron por tiempo libre, competencias y piscina. Cada día concluía con un culto.

Paul Gustafsson. Alberto Alvarado.

-¿Hubo salvación o bautismo en el Espíritu Santo dentro de los jóvenes?
-Durante estos días fuimos testigos de experiencias maravillosas que el Señor les regaló a los campamentistas. En cada jornada fueron desafiados a vivir consagrados al Señor y gracias a Él hubo bautismo del Espíritu Santo en varios jóvenes, mientras que otros fueron renovados durante esta semana.

-¿Cuál es su opinión sobre este Campamento Unificado?
-Fue una instancia muy enriquecedora. Si bien es cierto Pichidegua es un lugar donde sabemos que el Señor tiene un trato especial en cada retiro que se organiza a nivel de cada congregación, siempre es bueno realizar todos los esfuerzos para convocar a toda la juventud de la iglesia en Santiago. Muchos adolescentes y jóvenes fueron marcados por el Señor durante esta semana; otros tomaron serios compromisos con Dios; otros fueron renovados con el Espíritu Santo y también muchos ofrecieron sus vidas para servir al Señor en este tiempo.

Nuestra iglesia ya ha cumplido 80 años y el tiempo que quede en esta Tierra, antes de la venida del Señor, nuestra labor debe ser extender el evangelio para que muchos más puedan alcanzar la salvación. El Señor una vez más nos sorprendió. ¡Damos toda gloria a Él!

Jorge Riquelme entrega detalles del taller sobre "Sonido y amplificación".
Samuel García culminó su taller sobre canto coral con una presentación al finalizar el Campamento.

COCINA Y CALOR

Para atender a tantos adolescentes y jóvenes, en lo que son las comidas, se necesita un equipo de personas, por eso las hermanas Febe Jaque, Marisol Maureira, Cristina Plaza, Rose Mary Guzmán, Mery Suazo, Antonia Cinzano, Ena Bernuy y Elsa Conejeros desarrollaron una importante labor en este Campamento.

Asimismo, se debe destacar la labor de los líderes de Cerro Navia, ya que tuvieron a cargo la organización, valorización y logística del Comité de Alimentación. Fue un arduo trabajo que permitió constatar el genuino espíritu de servicio al Señor en áreas prácticas.

Para poder efectuar todas las actividades antes mencionadas, se arrendó una carpa de 200 mt2 cuadrados, ya que se sabía que el comedor, donde habitualmente se hacen las reuniones, no daría abasto.

Es importante agregar que este Campamento fue convocado para que los asistentes fuesen en carpas, debido a la limitación de hospedaje.

Como había 18 jóvenes argentinos, se realizó una actividad especial para ellos. Fue así que durante la semana se les llevó a la playa de Pichilemu (a 60 km al oeste de Pichidegua), ya que durante el Campamento los organizadores se dieron cuenta de que varios no habían tenido la posibilidad de conocer el Océano Pacífico. Hubo mucha alegría y gratitud de la delegación trasandina por este tour improvisado.

Asimismo, la parcela fue objeto del cambio climático, pues el calor fue un tema inusual, ya que hubo jóvenes que se deshidrataron por las altas temperaturas. "No tenemos registros de haber experimentado temperaturas tan elevadas durante esa semana. La máxima llegó a los 39°C a la sombra y eso dificultó algunas actividades. A modo de ejemplo, el programa matinal tuvo que ser adelantado en una hora, con el fin de capear el calor en la hora de los temas", manifestó el pastor Melo.

Además, durante el desarrollo del Campamento se vivieron dos situaciones complicadas. La primera fue que una de las niñas de la delegación de San Juan, Mya de 2 años, fue llevada de urgencia al hospital de Pichidegua por problemas respiratorios, siendo derivada al hospital de Rengo por un cuadro de neumonía. Luego de tres días de estar internada fue dada de alta y ella y sus padres volvieron a Argentina en avión. En conversación con la familia, sus parientes han informado que ella está completamente sana, gracias a Dios.

La segunda situación fue que varios campamentistas fueron atacados por un virus estomacal que provocó algunos estragos, pero con la ayuda de Dios los inconvenientes fueron superados.

Publicado el 09 de febrero de 2019.