Asamblea de Dios Autónoma de Santiago

Con una cena, los hermanos de Américo Vespucio Norte celebraron el 12° aniversario del anexo

Francisco Hernández
Pastor responsable

El sábado 1 de agosto, los hermanos que se reúnen en el anexo "Américo Vespucio Norte", ubicado en calle Teniente Juan Colipí Nº 920 de la comuna de Recoleta, celebraron con una cena los doce años de existencia como anexo de la Asamblea de Dios Autónoma de Santiago.

Fue una hermosa oportunidad para agradecer al Señor de la Iglesia, por sus bendiciones y beneficios. Fueron varios los hermanos que, con sus propias palabras, testificaron lo que ha significado para ellos el haber conocido a Jesucristo y el haber llegado a ser parte de esta congregación local.

Esta actividad contó con la asistencia de la mayoría de los hermanos del lugar, como también con la presencia de algunos hermanos de otra congregación, y algunos que, hasta hace un tiempo, fueron parte de nuestra iglesia.

Además, estuvieron invitados algunos vecinos y hermanos que en el tiempo han sido de bastante ayuda. Cabe destacar que el 26 de julio del año pasado, se inauguró en dicho lugar el Templo Betel, después de ocho meses de intenso trabajo de construcción.

RECUERDO

Las actividades en este lugar se remontan al 30 de julio de 1997, fecha en que el matrimonio formado por los hermanos Julio Ponce y Victoria Ávila, sintieron la necesidad de buscar al Señor en oración en favor de sus hijos.

Comenzaron a orar como familia en su hogar ubicado en Teniente Juan Colipí Nº 935. Al poco andar, algunos vecinos que se enteraron de esta actividad y también quisieron participar. Fue así como aquello que partió como una actividad familiar, en muy poco tiempo creció y adquirió un carácter mayor, llegando a ser lo que es hoy.

PRESENTE Y FUTURO

Son muchas las razones por las que había que celebrar el 12º aniversario. La más destacable es porque Dios ha sido Bueno, tanto en la compra de la propiedad en el año 2005, su habilitación como "Casa Betel" el mismo año, y posteriormente, la construcción definitiva como "Templo Betel". El Señor manifestó su gloria y poder mediante diversos milagros que hicieron posible que todo lo anterior fuera realidad.

Las diferentes áreas de trabajo han permitido compartir el evangelio con las personas que viven en el sector, tanto adultos como niños y adolescentes.

A pesar que hay otras congregaciones evangélicas cercanas, todavía son muchos los que necesitan ser alcanzados y tocados por el poder del Evangelio.

La visión que acompaña el trabajo en esta parte norte de la comuna de Recoleta es que este anexo llegue a constituirse en una iglesia local en el tiempo y en la forma que Dios lo señale.

" Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a él sea la gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén". Efesios 3:20 -21.

 

Media vigila

Alrededor de 30 hermanos de nuestro anexo se reunieron en el Templo Betel para celebrar una media vigilia. Esta actividad espiritual se inició pasada las 20:30 horas del viernes 14 de agosto y culminó cerca de las dos de la madrugada del sábado 15.

Durante este culto especial hubo expresiones de adoración y alabanzas a Dios, testimonios personales y oraciones específicas por las diferentes necesidades de la iglesia.

En esta oportunidad se contó con la presencia de los pastores Exequiel Alfaro (Arica) y Alejandro Huerta (Santiago), quienes fueron de bendición al compartir la Palabra del Señor.

Al término de la media vigilia, algunos hermanos señalaron en forma unánime que fueron bendecidos. Por ejemplo, María, una hermana de avanzada edad señaló que "por mí, debiera haber sido toda la noche". En tanto, Rodrigo, un joven universitario, expresó que "era lo que yo necesitaba para mi vida". Por su parte, Gilda, hermana de la tercera edad, señaló que "se hizo cortita y estuvo muy buena".