Asamblea de Dios Autónoma de Santiago

Iglesia Asamblea de Dios Autónoma de Santiago celebró 80 años desde su plantación

Por Hermógenes Carril Torres

Tres días antes que la iglesia Asamblea de Dios Autónoma de Santiago cumpliera 81 años desde que fuera plantada el 1 de enero de 1939, la congregación capitalina celebró los 80 años desde que fue fundada por los misioneros suecos Albino Gustafsson y su esposa Fanny.

Esta inusual conmemoración se produjo, porque la idea era celebrar el octogésimo aniversario en el marco de la Conferencia de Pastores que se iba a efectuar en nuestra parcela de Pichidegua desde el jueves 31 de octubre al 3 de noviembre de 2019, culminando con todos los pastores ese domingo 3.

Sin embargo, por todos los hechos conocidos registrados en nuestro país hubo que reagendar estas actividades.

De esta forma, la Conferencia se recalendarizó para los días 6, 7 y 8 de diciembre y la celebración del aniversario de la congregación se cambió al domingo 29 de diciembre de 2019, en la mañana.

Este culto fue coordinado por el pastor Mauricio Vergara y contó con la presencia de representantes de las congregaciones de Cerro Navia, El Bosque, José María Caro, Julio Dávila, La Victoria, Padre Hurtado, Peñalolén, Pichidegua, Rancagua, San Ramón, y por supuesto, los hermanos que habitualmente asisten al Templo Central.

Mauricio Vergara.

Luego, de cantar varias alabanzas y de ver un video de ocho minutos y medio vino la predicación a cargo del pastor presidente Paul Gustafsson, quien rindió un pequeño tributo a sus abuelos paternos, fundadores de esta congregación local e ilustró su exposición con datos históricos familiares, los problemas económicos (durante la guerra no recibieron sustento de Suecia) y vicisitudes de salud que tuvieron que vencer con la ayuda divina.

LA PREDICACIÓN

"Ochenta años de salvación, ochenta años donde Él ha tenido misericordia de nosotros", comenzó diciendo. Luego saludó al presidente interino del directorio de transición de la Catedral Evangélica Jotabeche, Luis González Alvarado y su esposa, ya que una delegación de 13 músicos tuvo una destacada participación en las alabanzas congregacionales y a quienes agradeció su colaboración.

Paul Gustafsson.

Al referirse a lo que se estaba recordando manifestó que "el comienzo, que hemos visto por las fotos, fue muy humilde, muy precario. Vimos la contingencia que vivieron ellos (los misioneros), como la Segunda Guerra Mundial, así es que varios evangélicos se reían del fundador, del hermano Albino, pero qué dice en Zacarías 4, versículo 10: 'No menosprecien estos modestos comienzos, pues el Señor se alegrará cuando vea que el trabajo se inicia…'" (NTV, Nueva Traducción Viviente).

Luis González Alvarado y su esposa.
Los instrumentistas de la Catedral Jotabeche fueron un importante aporte en el acompañamiento de las alabanzas en el culto.

"He querido comenzar con este versículo, porque creo que en la historia de nuestros fundadores, en la historia de los primeros 20 años encontramos lo que necesitamos para seguir adelante (…) Cristo aún no ha regresado y sigue teniendo planes con nuestro Chile, sigue teniendo planes para los países no alcanzados y nos necesita a nosotros como una pequeña iglesia en medio de todas las iglesias que Él tiene", agregó.

"Les quiero hablar del amor que todo lo conquista" y leyó junto a toda la congregación el versículo por excelencia del amor divino: "Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo unigénito para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16).

Asimismo citó Romanos 5:8: "Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros".

Al respecto dijo que "a veces nos critican cuando evangelizamos y nos dicen ¿dónde está el amor de Dios?... Toda hambruna, toda injusticia, lo que vivimos ahora como país, dónde está ese Dios. Pero recuerden que todo lo que vivimos feo en esta Tierra no es culpa de Dios. Ha sido culpa del hombre y la mujer que ha dejado a Dios desde el Huerto del Edén con Adán y Eva".

¿CUÁL FUE EL LEGADO DE ELLOS?

En este punto expresó que "a mi parecer, el mayor legado fue que estuvieron dispuestos a pagar un alto costo por amor a Cristo".

Albino Gustafsson. Fanny Hjerling de Gustafsson.

En específico, el pastor presidente Paul Gustafsson quiso desentrañar cuál fue el legado de sus abuelos Albino y Fanny, preguntándose si ha sido el estudio de la Biblia; el bautismo por sumersión que no se practicaba entre los pentecostales de Chile (en los comienzos del siglo XX); la sana doctrina incluyendo el bautismo en el Espíritu Santo; la señal de hablar en lenguas; la repartición de dones del Espíritu; la doctrina de la Iglesia o el gobierno del Presbiterio; la doctrina de la disciplina (somos una de las pocas iglesias que la sigue practicando); el celo por la pureza y la simpleza que nos puede dar la lectura y el estudio de los idiomas originales y también del contexto histórico. "No lo sé. Pudo haber sido", se respondió.

Añadió: "¿Habrá sido el carácter de Cristo formado en ellos; habrá sido el fruto del Espíritu Santo desarrollado fuertemente en ellos; habrá sido la dependencia total hacia el Espíritu Santo? Yo no lo sé, porque no les conocí".

Puntualizó que "lo que motivó a estos misioneros, que antes de (venir a) Chile pasaron por Bolivia y Argentina, es lo que necesitamos nosotros. Lo que tú tienes hoy no es suficiente. Algo tiene que conquistar por completo tu vida. Este ha sido un pequeño tributo a este matrimonio, pero no puedo olvidarme de todos los hermanos y matrimonios y familias que dieron todo su sudor en nuestra iglesia local y hoy están en la presencia de Dios".

"Yo creo que el amor de Cristo conquistó a nuestros fundadores. Yo creo, a mi parecer, es algo muy personal, me puedo equivocar, pero el mayor legado fue que estuvieron dispuestos a pagar un alto costo por amor a Dios", subrayó y leyó Primera de Juan 3:16: "En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos".

Luego citó Primera de Juan 4: 9 - 11: "9En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él.
10 En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados.
11 Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros".

En pocas palabras, puntualizó: "El amor de Cristo conquistó el corazón de nuestros fundadores".

Finalizó citando Mateo 9: 36 a 38. (NTV, Nueva Traducción Viviente): "36 Cuando vio a las multitudes, les tuvo compasión, porque estaban confundidas y desamparadas, como ovejas sin pastor.
37 A sus discípulos les dijo: "La cosecha es grande, pero los obreros son pocos.
38 Así que oren al Señor que está a cargo de la cosecha; pídanle que envíe más obreros a sus campos".

LA TORTA

Ya en la parte final, la hermana Luz Marisa Cortés, esposa del pastor presidente Paul Gustafsson, le entregó un ramo de flores a la hermana Dennisse Bustamante Rojas, que dirigió al grupo musical de la Catedral Jotabeche que apoyó durante el culto con violas, violines, flauta traversa y trompetas las alabanzas que entonó la congregación.

La hermana Dennisse Bustamante recibe flores de parte de Luz Marisa Cortés. Carol Gustafsson (izq.) y Pamela Naranjo (der.) apagaron las velas de una de las tortas cumpleañeras.

Luego de un par de alabanzas, en medio de un gran calor atmosférico, la congregación cantó el tradicional "Cumpleaños Feliz", mientras las hermanas Pamela Naranjo y Carol Gustafsson sostenían una de la treintena de tortas que hubo en la ocasión, las que fueron servidas con una bebida gaseosa.

Publicado el 04 de febrero de 2020.