Asamblea de Dios Autónoma de Santiago

Jaime Mazurek: "Creo que está en peligro la identidad pentecostal"

>> Este misionero de las Asambleas de Dios añade que las enseñanzas "neopentecostales han producido una cantidad de enseñanzas que, en verdad, a mi juicio, no tienen asidero bíblico y tampoco representan la fe pentecostal".

Por Hermógenes Carril Torres

"Creo que el pentecostalismo en Chile está en una encrucijada. Creo que hemos llegado a un momento en que necesita encontrar su identidad pentecostal y definirlo. Hay tendencias y presiones hacia cambios en estas cosas. Creo que es un tiempo importante del movimiento, que teniendo poco más de 100 años, conozcamos muy bien nuestra historia y la doctrina, los principios, los valores, los sacrificios que tuvieron los pioneros y creo que es importante que seamos nosotros también fieles a esos principios, que les orientaron a ellos".

Así de tajante y certero es el misionero Javier Mazurek (64), profesor del Centro de Estudios Teológicos (CET), al ser consultado sobre en qué pie está el pentecostalismo en este siglo XXI en Chile, que se enfrenta al neopentecostalismo practicado por varias iglesias en nuestro país.

Jaime Mazurek durante la jornada de capacitación para líderes y colaboradores del Templo Matta.

-Cuando se refiere a los pioneros, se refiere a Hoover, 1909, Valparaíso…
-Sí, cómo no. Al pastor Hoover en 1909, Valparaíso, y otros tantos que Dios fue levantando aquí en Chile. Soy un tremendo admirador de esas personas y también de los otros hermanos evangélicos antes de los pentecostales como Jean Baptiste Canut du Bon, David Trumbull y tantos más. Tenemos lecciones importantes que necesitamos aprender de su historia, porque si no es muy fácil dejarse arrastrar por la redefinición de cosas que el posmodernismo tiende a hacer con las verdades históricas.

Nuestro hermano es "misionero enviado por la misión norteamericana de las Asambleas de Dios a Chile, pero soy hijo de misioneros también. Fui criado aquí en Chile desde el año 1963, así es que he vivido casi 44 años en este país".

Añade que "estudié aquí y como misionero llevo con mi esposa 34 años luego de volver a Chile en 1985. Ella es chilena y se llama Ester Alicia Richards Silva, es hija de un pastor presbiteriano, nacida en Rancagua. Como nos casamos en Estados Unidos, su apellido es Mazurek, porque allí las damas toman el apellido del esposo, pero ella nació en Santiago". El matrimonio tiene tres hijos: Corin, Jamie y James.

-¿Cuáles son las falencias que hay en las iglesias que pierden este pentecostalismo, las iglesias que se dicen pentecostales y que desde su punto de vista no son pentecostales?
-Hay iglesias en que a lo mejor en el letrero se dicen pentecostales, pero la verdad, en la práctica, hace rato que dejaron de ser pentecostales. Pentecostal significa una iglesia que sincera y profundamente busca y experimenta la presencia del Espíritu Santo tanto en el pastor y los miembros de la iglesia como en los cultos y en las actividades de la iglesia. Con esto quiero decir cultos de alabanza tremendos, cultos de búsqueda de la llenura del Espíritu Santo, personas llenas del Espíritu Santo con la evidencia inicial de hablar en lenguas, manifestaciones de dones espirituales como las que encontramos en 1ª. Corintios 12: 4-11 y 14: 1-40, mensajes en lenguas, interpretación de dichas cosas, palabras de profecía, de sabiduría. En fin, de conocimiento, y una iglesia pentecostal tiene esas características. Hoy estamos, creo, tratando de usar la tecnología, las luces, el sonido, la música moderna y otras cosas como un medio sustituto para tener encuentros con Dios y no creo que sea lo mismo.

-¿Eso implica que está en peligro la identidad pentecostal en esta gran encrucijada que usted ha señalado?
-Yo creo que sí. Absolutamente. Yo creo que está en peligro la identidad pentecostal, porque las que acabo de mencionar son las creencias, las doctrinas distintivas, lo que nos distingue de otras expresiones del Cuerpo de Cristo. No desestimamos a nuestros hermanos que son evangélicos y no pentecostales. Todo lo contrario, les amamos y son nuestros hermanos en la fe evangélica. Para nada somos sectarios, es decir, nosotros somos los únicos que se van al cielo, o algo así. Eso sería ridículo. Pero sí hay ciertas cosas que históricamente hablando han sido las distinciones pentecostales, y hoy en día, sin embargo, se están sustituyendo esas cosas por otras enseñanzas a las que llamamos las "neopentecostales", que han producido una cantidad de enseñanzas que, en verdad, a mi juicio, no tienen asidero bíblico y tampoco representan la fe pentecostal.

-¿Qué es el cesacionismo y el continuacionismo?
-Por un lado, están las iglesias que son cesacionistas que son de una línea evangélica muy tradicional. A veces son iglesias reformadas, pero están convencidas de que Dios hoy ha cesado, ha dejado de manifestarse de manera sobrenatural en la iglesia. Es decir, no hay milagros de sanidad divina, para eso tenemos las clínicas y hospitales. No hay palabras de profecía, no hay mensajes en lenguas, no hay bautismo en el Espíritu Santo, cuya evidencia es hablar en lenguas, o sea, estas manifestaciones sobrenaturales. Figúrate, todo eso dejó de ser con el fin del primer siglo, porque según ellos dicen con la escritura del Apocalipsis y al llegar a tener el canon del Nuevo Testamento, ya completamente revelado y escrito, teniendo, pues, toda la Biblia en nuestra mano, ya no hace falta que Dios intervenga en estas formas sobrenaturales. Eso es el cesacionismo.

Y no comparto eso en absoluto, porque es una teología pobre y que la Biblia no declara ni afirma, todo lo contrario, la Biblia siempre nos dice que el poder de Dios, la mano fuerte de Dios está con su pueblo por todas las generaciones. Y creo que las Escrituras están absolutamente a favor de la postura que estoy aquí diciendo.

Ahora, por otro lado, en contraste con los cesacionistas están los que, como yo diría neopentecostales, que en vez de creer en casi poco o nada de lo espiritual, creen casi cualquier cosa. Y eso también es un problema grave, porque son personas que a pesar de sus buenas intenciones terminan con doctrinas que tampoco tienen un asidero bíblico como pactos de prosperidad, maldiciones generacionales, dar para recibir y cosas, declaraciones, que yo decreto esto, y esa es una tendencia que carga hacia la cosmovisión animista, donde una persona se obsesiona con objetos de poder, palabras de poder y cree que la vida consiste en usar poderes sobrenaturales para manejar la realidad que está viviendo y para manipular las cosas a su favor, o sea, no es el poder de Dios, sino el poder de uno que lo está haciendo y ese es un problema.

Nosotros somos continuistas en las Asambleas de Dios, es decir, creemos que Dios continúa dando su poder, Dios continúa manifestando su gloria, manifestando su poder, dando testimonio de la verdad de su Palabra, sanando al enfermo, dando de su Espíritu, dando palabra de profecía a la Iglesia para su dirección, su consuelo, su exhortación, en fin, usando a diferentes personas en la Iglesia con diferentes dones espirituales para extender el Reino de Dios. Y eso es lo que la Iglesia Pentecostal necesita estar haciendo, es estar bien centrada en lo que la Biblia afirma sobre lo que fue la realidad que se vivía en el primer siglo.

-¿O sea, ese es el blindaje que deberíamos tener quienes nos decimos pentecostales?
-Sí, absolutamente. Está muy bien dicho, blindaje es una buena palabra para eso. Necesitamos tener ese conocimiento íntimo de las Escrituras. Un problema que veo con las iglesias de hoy, y nos afecta a todas las iglesias evangélicas, no sólo a las pentecostales, es que tenemos una generación juvenil que es prácticamente analfabeta en lo bíblico. Necesitamos mejorar mucho lo que es la predicación expositiva y la enseñanza expositiva de las Escrituras, es decir, tenemos que hacernos expertos en hermenéutica (1) y en exégesis (2) y saber cómo manejar las Escrituras correctamente, pero siempre entendiendo que las Escrituras se escribieron en medio de situaciones donde esos autores estaban gozando un tremendo encuentro con Dios.

Es decir, cuando Pablo escribió las cartas o cuando Mateo escribió su evangelio no eran procesos secos ni muertos. La inspiración del Espíritu Santo, que estaba sobre esos escritores era, como dice el griego, un fenómeno. La Escritura dice que los profetas escribieron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

La palabra griega que se usa ahí es una que se pronuncia phainomenon, y era de verdad un fenómeno. Las Escrituras fueron escritas por hombres inspirados por Dios que estaban viviendo un tremendo encuentro con Dios al momento de escribir y nosotros entendemos que la iluminación del Espíritu Santo está en nosotros y para nosotros hoy, para que al nosotros leer y estudiar a cabalidad estas mismas Escrituras también tengamos encuentros poderosos con Dios. Que el Espíritu Santo vuelva a manifestar el phainomenon de su poder.

El estudio de la Palabra no puede ser una cosa seca y muerta, si no que tiene que ser algo dinámico y espiritual, algo auténtico. Con esto no me refiero a un alegorismo brutal que uno inventa con su imaginación, si no un estudio responsable y serio de las Escrituras, tomando en cuenta todos los contextos y usando el método gramático-histórico, pero entendiendo que es Palabra de Dios y no de hombre.

-Como usted dijo hubo un autor que había señalado que había que tener cuidado al abrir la Biblia…
-Sí, bueno, él no decía exactamente eso. Fue un parafraseo a Gordon Fee, destacado teólogo, comentarista, profesor pentecostal norteamericano, que vive hoy y enseña en Canadá, él habló extensamente sobre eso, en un libro que se llama "Escuchando la voz del Espíritu en el texto", donde él habla de la importancia de hacer una exégesis con la misma intención, el hambre de tener un encuentro con Dios en ese estudio. Eso es lo que necesitamos.

EN EL TEMPLO MATTA

El hermano Jaime Mazurek fue invitado a entregar sus importantes conocimientos en una jornada de capacitación para líderes y colaboradores del Templo Matta, el pasado sábado 23 de marzo, que se extendió desde las 09.00 a las 16.30 horas. El tema fue "Nuestra identidad evangélica y pentecostal de cara al siglo XXI".

En el inicio de su conferencia, planteó que "la sociedad chilena, en general, está abandonando su base filosófica judea-cristiana y abraza al secularismo humanista. Esto se aprecia en los grandes cambios de opinión mayoritaria sobre el aborto, la convivencia, la sexualidad y el género humano, la despenalización del abuso de drogas, y el crecimiento de la corrupción y la delincuencia".

Dentro de su quehacer académico y teológico destacan que es ministro de las Asamblea de Dios de Chile, licenciado en Teología por el ISUM (Instituto de Superación Ministerial), máster en Tología Práctica, posgrado en Historia Eclesiástica por el Denver Seminary y coordinador del Servicio de Educación Cristiana (SEC) de las Asambleas de Dios en América Latina.

Además, el domingo 24 de marzo entregó la Palabra a la congregación capitalina.

El domingo 24 de marzo predicó el hermano Jaime Mazurek en el Templo Matta.
El reencuentro de los hermanos Samuel Gustafsson y Jaime Mazurek. Mientras eran más jóvenes compartieron muchos momentos.

LOS PENTECOSTALES

En el libro "El siglo del Espíritu Santo", el historiador Vinson Synan hace un buen resumen del comportamiento de esta tercera persona de la Trinidad durante el siglo XX, dando cuenta de cómo ha impactado a diversos grupos de creyentes, repitiendo lo mismo que pasó con los apóstoles en Jerusalén, cuya narración está en los Hechos de los apóstoles capítulo 2. Por eso han sido llamados "pentecostales".

La definición de Synan dice: "Los pentecostales fueron las personas que iniciaron y popularizaron la idea del bautismo en el Espíritu Santo con la evidencia necesaria de hablar en lenguas. En los primeros días del siglo fueron expulsados de las principales denominaciones y se vieron obligados a fundar sus propias iglesias. Algunos estudiosos hoy los llaman "pentecostales clásicos".

El capítulo 1 comienza diciendo que "el 1° de enero de 1901 una joven llamada Agnes Ozman fue bautizada en el Espíritu Santo en un pequeño instituto bíblico de Topeka, Kansas. Era alumna del ex-pastor metodista y maestro de la santidad, Charles Fox Parham, y recibió una sorprendente manifestación del don de lenguas que la convirtió, de hecho, en la primera pentecostal del siglo XX". La historia dice que la muchacha estuvo hablando en chino durante tres días.

También da cuenta de manifestaciones similares que hubo en periodos anteriores y en otros continentes.

Añade que "recién en 1906 el pentecostalismo llamó la atención mundial, gracias al avivamiento de Azusa en Los Ángeles, dirigido por el pastor William Joseph Seyrnour. Seymour se enteró del bautismo en el Espíritu Santo con el don de lenguas en 1905, en una escuela bíblica dirigida por Parham en Houston, Texas. En 1906 Seyrnour fue invitado a pastorear una iglesia negra de la Santidad en Los Ángeles. Las históricas reuniones de Azusa comenzaron en abril de 1906, en el edificio donde antes se reunía la Iglesia Metodista Episcopal Africana, en la calle Azusa 312, en el centro de Los Ángeles".

Respecto de nuestro país, el historiador Vinson Synan puntualiza que "también de Chicago era Willis C. Hoover, el misionero metodista a Chile que, en 1909, lideró un avivamiento pentecostal en la Iglesia Metodista chilena. Después de ser excomulgado de esa iglesia, Hoover, junto con treinta y siete de sus seguidores, organizó la Iglesia Metodista Pentecostal…"

NEOPENTECOSTALISMO

Para el licenciado en Historia y misionero, Frank W. R. Benoit, el neopentecostalismo tiene su origen en el pentecostalismo y el movimiento carismático y surgió en el mundo entre 1970 y 1980, aunque algunos citan hasta 1960, en el estado de California, Estados Unidos.

El sociólogo Miguel Ángel Mansilla asevera que "el neopentecostalismo es un fenómeno religioso evangélico que comienza a evidenciarse en Chile a comienzo de la década del 90". En tanto, el pastor y escritor John MacArthur destaca en su libro "Fuego extraño" "las demandas indignantes del evangelio de la prosperidad".

Además, diversos autores y expertos mencionan la "confesión positiva", la risa santa, sonidos de animales, sanidad divina ligada indisolublemente a la salvación, muchos milagros y prodigios, guerra espiritual territorial, vale decir reprender demonios de lugares, ciudades, ríos, montañas y países.

1 hermenéutico, ca: la interpretación de los textos, originalmente sagrados.
2 exégesis: explicación, interpretación.

De acuerdo al Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua.

Publicado el 15 de junio de 2019.