Asamblea de Dios Autónoma de Santiago

40 extranjeros y 23 chilenos participaron de segunda Cena de Nochebuena en el Templo Matta

Por Hermógenes Carril Torres

Por segundo año consecutivo, en el Templo Matta se llevó a cabo la Cena de Nochebuena con la participación de extranjeros y chilenos que quisieron vivir de una manera especial las horas previas a la Navidad.

La actividad se verificó desde las 21:00 y hasta las 24:00 horas del pasado domingo 24 de diciembre, la que fue planificada hace meses por los pastores responsables del templo central y su ejecución estuvo a cargo Leonardo Melo, quien fue apoyado por los presbíteros Felipe Melo y Marcelo Noches, todos los cuales estuvieron acompañados de sus respectivas familias.

De acuerdo a la información entregada por el hermano Leonardo Melo, "se inscribieron un total de 65 personas y participaron 63. Del total de participantes, 23 fueron chilenos y 40 extranjeros, provenientes de Venezuela, Perú, Haití, República Dominicana e Inglaterra. Cabe señalar que los participantes extranjeros se congregan regularmente en el templo central".

Acerca del motivo para concretar esta cena manifestó que "al igual que el año pasado, la motivación fue generar una instancia para poder compartir la celebración de la Navidad con quienes se encuentran sin sus familias (chilenos y extranjeros). Por otra parte, la invitación también fue extendida para aquellos que, teniendo la posibilidad de celebrar junto a sus familias, quisieran ser parte de una celebración en la iglesia".

-¿Cuál fue el programa desarrollado?
-Fue una jornada extensa, ya que una vez concluido el culto de Navidad de la mañana, varios hermanos se quedaron trabajando en la preparación de esta cena, o sea, en la decoración, el planchado de mantelería, el aseo y la cocina.

Comenzamos a las 21:00 horas con una cordial bienvenida a todos los asistentes, destacando que el propósito de esta actividad fue celebrar la Navidad en un ambiente familiar y centrado en la persona de Jesús. En esta bienvenida se presentaron los distintos países representados.

Luego el hermano Felipe Melo dedicó la jornada con una oración, ocasión en la que se pidió una especial bendición para el chef venezolano Rubén Chávez, quien preparó la cena durante toda la tarde, pero no pudo participar de ella por motivos laborales.

Leonardo Melo y su esposa Paola Noches en la Cena.

Enseguida se dio inicio a la cena y en forma paralela el hermano Marcelo Noches compartió una lectura bíblica, basada en el nacimiento de Jesús según el evangelio de San Mateo.

Más adelante una familia venezolana cantó un villancico típico de su país. Mientras se disfrutaba del plato de fondo, los participantes de cada mesa se animaron a cantar diversos villancicos. Esto trajo un ambiente de mucha alegría en el desarrollo de la cena.

Luego se disfrutó de un bufé de diversos postres, los que fueron donados por varios hermanos del templo central.

La actividad concluyó cerca de la media noche con una oración de gratitud al Señor.

Pero todavía faltaba algo, porque un grupo de hermanos que participaron de la actividad, ayudaron a limpiar las dependencias e insumos utilizados, terminando cerca de las 02:30 de la madrugada.

Agregó que "fue una jornada de muchísima bendición. Celebrar la Navidad de esta manera, en compañía de hermanos que no tenían la bendición de estar junto a sus familias, nos permitió dar y recibir bendición. Aunque fue una jornada de mucho trabajo, la satisfacción es enorme al ver que se glorificó al Señor en todo lo que se hizo".

DIFERENTES NACIONALIDADES EN EL TEMPLO MATTA

-El tema de la inmigración es un fenómeno que se ha potenciado en nuestra iglesia capitalina en este último año, ¿de qué nacionalidades son quienes asisten al Templo Matta y a nuestras diferentes congregaciones?
-Actualmente se congregan en el templo central hermanos de las siguientes nacionalidades: venezolanos, haitianos, dominicanos, peruanos, bolivianos, colombianos, ingleses y holandeses.

Respecto a las otras congregaciones, hemos sabido que este fenómeno se repite, destacando la participación de hermanos haitianos, venezolanos y colombianos.

-¿Qué tipo de personas son?
-La mayoría de quienes se congregan en nuestro templo central han llegado buscando nuestra iglesia en internet, ya que en sus países de origen tenían una vida de iglesia activa. Sin embargo, existe un número interesante de extranjeros que han conocido al Señor durante su estadía en Chile. Un dato de mucha alegría es que al menos dos hermanas extranjeras se bautizarán el domingo 7 de enero de 2018.

-¿Cómo se ha seguido enfrentando el fenómeno de la inclusión?
-No ha sido un tema fácil, ya que la inclusión considera diversos tópicos y lamentablemente los tiempos de que se disponen cada semana no son suficientes para lograr una buena integración, ya que la barrera del idioma es un ejemplo. Sin embargo, estamos avanzando en proyectar algunos coros al creole. Tenemos un bonito desafío por delante.

-¿Cuál fue el apoyo de los hermanos santiaguinos para esta actividad?
-La participación de los hermanos del templo central fue fundamental. En términos de financiamiento, la cena se financió con las ofrendas y donaciones recibidas. Hubo mucho interés en querer apoyarla, lo que da cuenta de un sentir especial de la iglesia por nuestros hermanos extranjeros.

Fue muy emocionante ver cómo hermanos se comprometían con verdaderas muestras de amor, materializadas en aspectos prácticos. Llamó mucho mi atención un hermano que quiso participar de esta cena solo para compartir con quienes estarían solos. Su propósito era brindarles compañía y contención, dejando de lado celebrar junto a su propia familia esta Navidad.

Para finalizar reitera su reconocimiento: "(Quiero) expresar la inmensa gratitud que como pastores del templo central tenemos hacia los hermanos que apoyaron esta actividad. Deseamos que el Señor les retribuya en ricas bendiciones".

Publicado el 30 de diciembre de 2017.