Asamblea de Dios Autónoma de Santiago

Por tercera vez se efectuó la Cena de Nochebuena en el Templo Matta

Por Hermógenes Carril Torres

Por tercer año consecutivo se realizó la Cena de Nochebuena, donde familias de distintos países y chilenas compartieron el recuerdo y la alegría del nacimiento del Hijo de Dios, Jesucristo.

La actividad se efectuó el lunes 24 de diciembre en dependencias del Templo Matta, a partir de las 21.00 horas y los responsables de ella fueron los pastores del Templo Matta Paul Gustafsson, Francisco Naranjo, Joel Naranjo, Fabián Tobar, Felipe Melo y Leonardo Melo y está inserta en la planificación anual del templo central.

"El propósito de esta cena fue poder compartir con aquellos hermanos que se congregan en nuestra iglesia y que por diversas razones están solos. Por esta razón, hay varios hermanos migrantes que están muy lejos de sus familias, pero también hay hermanos chilenos que desearon apartar esta fecha especial para poder compartir con otros", manifiesta el hermano Leonardo Melo.

Leonardo Melo.

Sobre la cantidad de personas que hubo agrega que "participaron un total de 35 hermanos, de los cuales 25 eran extranjeros y 10 chilenos. En esta velada participaron los pastores Joel Naranjo, Marcelo Noches y yo, con nuestras respectivas familias".

Acerca del programa desarrollado comentó que "consideró una oración inicial antes de cenar, luego la hermana Mónica Torres cantó algunos villancicos acompañada en la música por su esposo, el pastor Joel Naranjo. Luego hubo la oportunidad de participar en algunos concursos y antes de terminar se tuvo un tiempo muy emotivo en torno a la Palabra del Señor, el que concluyó con una oración por los asistentes y sus familias".

-¿Cuál fue la participación de los hermanos santiaguinos en los temas de aportes, preparación y atención a las mesas de esta actividad?
-Al igual que en años anteriores, un grupo no menor de hermanos se involucró con aportes en dinero, alimentos y trabajo práctico el mismo día, ya sea montando mesas, sillas, limpiando, planchando, cocinando y después dejar todo ordenado y en óptimas condiciones. Nuestra inmensa gratitud a ellos. El Señor sabrá recompensarles con lindas bendiciones.

"AMARÉIS, PUES, AL EXTRANJERO"

-Esta es la tercera vez que se realiza esta cena, ¿cuál es su opinión de estos encuentros?
-Es de mucha satisfacción poder compartir la Navidad con quienes están solos o lejos de sus familias. El Señor nos dejó un tremendo ejemplo al revelarse Él mismo como "Emmanuel" (Dios con nosotros). Pudimos disfrutar en un grato ambiente familiar de lo que significa la Navidad y de cómo el Señor hace tan real su promesa de estar con nosotros hasta el fin. Una vez más podemos dar gracias al Señor por esta actividad, ya que en todo Él es glorificado.

-El tema de la inmigración ya se nota muy fuerte en nuestra iglesia capitalina, ¿de qué nacionalidades son quienes asisten al Templo Matta y a nuestras diferentes congregaciones?
-Nos llevamos una grata sorpresa al ver que en esta cena se notó un récord de variedad de nacionalidades, lo que da cuenta de la realidad de nuestra iglesia local. Participaron hermanos de los siguientes países: Venezuela, República Dominicana, El Salvador, Haití, Perú, Bolivia, Ecuador, Mozambique y Chile, naturalmente. Al diverso y variado listado señalado anteriormente se debe agregar hermanos colombianos, brasileños, ingleses, holandeses, paraguayos, los que se congregan en nuestra iglesia local.

-¿Son personas que en sus países de origen ya eran cristianos o que acá en Santiago han conocido al Señor?
-La mayoría eran cristianos en sus países de origen y llegaron directamente a nuestra iglesia buscando en internet la Asamblea de Dios en Santiago. Ha sido muy interesante este fenómeno. Por otra parte, un número importante de extranjeros ha conocido al Señor acá en Chile. Sin lugar a dudas, el profundo contexto de la migración, la soledad y diversas necesidades, han permitido que muchos busquen al Señor de manera muy sincera. Damos gracias al Señor por salir al encuentro de tantas personas en esta situación.

-¿Cómo se ha enfrentado el fenómeno de la inclusión?
-En términos generales ha sido un proceso lento. Creo que la cultura en Chile es permeable, pero en el largo plazo. Considero que como iglesia tenemos una gran deuda al enfrentar el proceso de la inclusión en dicho contexto. No debemos olvidar que nosotros, los chilenos, también somos peregrinos en esta Tierra. Esperamos, con la ayuda del Señor, glorificar su nombre en esta importante labor y responsabilidad que la iglesia también tiene: mostrar amor al extranjero como dice Deuteronomio 10:19: "Amaréis, pues, al extranjero; porque extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto".

Publicado el 09 de febrero de 2019.