Asamblea de Dios Autónoma de Santiago

Sarai González: "Dios me llamó específicamente a misiones, a servirle a tiempo completo y quise obedecerle"

>> Esta joven dejó todo lo que ha logrado en Chile por comenzar a servir a Dios en África.
>> Recién titulada como ingeniera en prevención de riesgos comenzó un entrenamiento en el movimiento evangélico internacional e interdenominacional Jucum y ya está en Mozambique.

Por Hermógenes Carril Torres

El viernes 13 de julio se cumplieron tres semanas desde que nuestra hermana chilena Sarai Magdalena González Castillo (28, soltera), llegó a Mozambique, país ubicado al sureste de África.

Allá viajó el 19 de junio cumpliendo uno de sus anhelos como misionera. Lo hizo en la Base Santiago del movimiento evangélico internacional e interdenominacional "Juventud con una Misión" (Jucum) de Chile, donde participó desde marzo pasado en la Escuela de Discipulado y Entrenamiento (EDE).

Sarai González Castillo.

Con anterioridad, el domingo 18 de marzo, Sarai presentó su proyecto a la congregación capitalina. Allí relató que es miembro de la iglesia desde 2006 y que su deseo es servir al Señor. También informó que el entrenamiento en Jucum duraba cinco meses y medio, incluyendo la estadía en dicho país africano. Su trabajo será con niños de primero y segundo básico y también, mujeres.

En esa oportunidad, el presbiterio oró por ella junto a la congregación capitalina para solicitar a Dios su bendición en este proceso.

Antes de partir a Mozambique, conversamos con esta recién titulada ingeniera en prevención de riesgos de Duoc-UC.

OBEDECIENDO AL LLAMADO

-¿Por qué ingresaste a Jucum?
-Decidí ingresar a Jucum en cuanto comencé a leer más sobre esta organización y hacer preguntas a misioneros que pasaron por ese lugar. También fue algo que lo mantuve en oración y lo conversé con algunas personas y fue una decisión que me dio paz.

-¿Cómo ha sido el contacto con el resto de los estudiantes en Jucum, en la EDE?
-El hacer relaciones y estar en contacto con otras personas ha sido todo un desafío, porque todos fuimos creados con diferentes caracteres, diferentes personalidades, diferentes nacionalidades. He tenido compañeras de Ecuador, Argentina, Colombia y Venezuela. Ha sido un tiempo donde también he podido crecer y un tiempo de mucha bendición, donde puedo ver cómo Dios nos llama y une a las naciones para servirle.

-¿Por qué optaste por trabajar como misionera?
-Todos estamos llamados a ser misioneros en el lugar que estamos, ya sea trabajo, escuela o universidad, pero Dios me llamó específicamente a misiones, a servirle a tiempo completo y quise obedecerle.

-¿Tienes un llamado a algún territorio en especial y por qué?
-Sí. Dios me ha hablado de trabajar como misionera en África, este será mi primer viaje exploratorio al lugar. ¿Y por qué?, porque quiero ser obediente a su llamado.

Parte del presbiterio y la congregación oraron por el proyecto de misiones en Mozambique presentado por Sarai González, el que comenzó a materializarse en la tercera semana de junio pasado.

-¿Cómo te has preparado para ir a ese lugar?
-Me he preparado, primero apartando un tiempo para conocer más a Dios, para luego poder darlo a conocer, saber más sobre sus atributos y teniendo más intimidad con Él. También, conociendo más sobre el lugar, la cultura, las comidas, el idioma.

-Hasta ahora, ¿cuál ha sido el costo para ti y tu familia?
-El costo ha sido renunciar día a día a lo que yo quiero, a lo que a veces soñamos como personas. Pero ya no se trata de lo que yo quiero, se trata de lo que Dios quiere para mí y a lo que Él me llamó.

-¿Ha habido un costo en dinero hasta ahora?
-Sí, ha habido un costo en dinero, en lo que significa este entrenamiento y el viaje, pero he podido ver la fidelidad de Dios durante todo este tiempo, cómo Él ha tocado el corazón de varios hermanos de la iglesia y familiares que también me han bendecido.

-¿Cómo puede un hermano o hermana apoyarte, desde el punto de vista financiero?
-Pueden entregar su aporte en mi cuenta RUT 17.483.809-7 del Banco Estado.

-¿Qué esperas para tu futuro a mediano y largo plazos?
-Seguir sirviendo a Dios como misionera y a lo que Él me llame, pero por sobre todo que en cada paso que voy a dar que Dios me guíe en todo.

-¿Cuál ha sido el apoyo de la iglesia Asamblea de Dios Autónoma y, en particular la congregación de José María Caro, donde asistes regularmente?
-Ha sido una bendición tener el apoyo de la Iglesia y del anexo de José María Caro. Es un regalo tener una iglesia que te apoye, tanto en oración y de manera económica. Cada domingo que pude asistir vi la alegría con la que me saludaron los hermanos y eso llena mucho mi corazón.

Al término de la reunión del domingo 18 de marzo, varios jóvenes se acercaron a Sarai para conocer más detalles de su proyecto.

YA EN ÁFRICA

El 19 de junio, Sarai viajó acompañada de dos líderes, Daniela Sáez y Jonathan Portiño. "Ellos son mis líderes en este tiempo práctico del entrenamiento, y dos compañeros, Yasna Mardones y Diego Sepúlveda".

Su itinerario fue Santiago a Sao Paulo, después a Johannesburgo y luego a Maputo, capital de Mozambique. De ahí viajó a Lichinga, que es una aldea, y el 21 de junio, después de varias escalas y días de viaje llegó a su primer punto asignado.

-¿Cuál será tu labor allá?
-Específicamente aún no sé, pero sí sabemos que será un tiempo de mucho servicio y apoyar el trabajo que tiene Jucum allá en el colegio CECAVI.

Como despedida de Chile, el domingo 17 de junio estuvo en la reunión de la tarde en la congregación de José María Caro, donde tuvo que predicar.

El viernes 29 de junio, a través de las redes sociales envió un saludo, cuando ya había permanecido una semana en Mozambique. Aseveró que "estoy feliz en este lugar, adaptándome a la cultura, a las comidas, a los sabores y al horario también (hay 6 horas de diferencia con Chile)".

Sobre su trabajo manifestó: "Por ahora estamos apoyando el trabajo de un pastor y su esposa que son misioneros de Jucum. Esta semana tuvimos una actividad con niños y contamos con 410 niños en total, hablándoles de Jesús y entregándoles amor".

Sarai González junto a otros compañeros durante su estadía en la Escuela de Discipulado y Entrenamiento (EDE) de Jucum Santiago. (Fotos sacadas de Facebook).

También aprovechó de hacer algunas peticiones de oración:

-Fortaleza del Señor y sabiduría para saber cómo actuar en cada situación que tengo que enfrentar durante este tiempo.

-Por el viaje que haremos el próximo viernes 6 de julio, nos iremos a trabajar a una aldea (Mecula) donde estaremos una semana ahí, pido para que el viaje sea bueno y no tengamos inconvenientes por el medio de transporte que usaremos, ya que es un tipo furgón y donde viajaremos entre 6 a 8 horas a esa aldea.

-Por protección del Señor para nuestra salud, que Dios nos cuide y nos libre de alguna enfermedad o cualquier cosa que nos quiera afectar.

-Para que la gente de acá vea la intención de nuestro corazón y hayan corazones receptivos para escuchar sobre Jesús.

Que el Señor bendiga y fortalezca a nuestra hermana en Cristo.

Sarai en una actividad con niños mozambiqueños. (Foto sacada de WhatsApp).

Publicado el 21 de julio de 2018.